Picos de Europa 2017 (3): vía ferrata La Hermida y senda minera Urdón-Tresviso

El sábado termino con algunas versiones libres de "Despacito", una buena cena, de nuevo licores de hierbas suavecitos para hacer la digestión y algún ronquido esporádico, con lo que el domingo estábamos relajados y listos para realizar actividades antes de salir para El Espinar.

El día amanece con un sol radiante que nos acompañará toda la jornada. Tras despedirnos hasta la próxima de Julio y agradecerle el trato recibido estos días ponemos destino al profundo desfiladero de la Hermida, por donde discurrirán nuestras rutas de la mañana: la Vía Ferrata La Hermida  y la Senda Minera Urdón-Tresviso.

Vía Ferrata La Hermida

Tras dejar el coche, ponernos el equipo y pasar por la caseta de recepción, ascendemos por una pedrera hasta el comienzo de la vía ferrata. Esta ferrata no ofrece pasos de excesiva dificultad en cuanto a fuerza y destreza, pues se encuentra ampliamente equipada, ascendiendo por tramos verticales con facilidad.

Hay varias posibilidades para las vías ferratas. Nosotros queríamos hacer el puente tibetano y el colgante, por lo que nos desviamos hacia la Cueva del Diosu y evitamos los rápeles que descienden por la otra vertiente.

Salvo un desplome tras salir del puente tibetano, el mayor problema está en la sensación de verticalidad al cruzar los puentes y en lo diestros que seamos en esta tarea. Hay que tener cuidado al cruzar el puente colgante de madera, pues en los tramos centrales la línea de vida es más alta que la longitud de los disipadores, dependiendo de la altura de cada uno (a nosotros nos quedó alto a todos, de diferentes alturas), lo que entorpece el avance.

Una solución es colocar una cinta o multi chain con un mosquetón de seguridad a la línea de vida y el disipador a ella, como nos recomendaron los equipadores. A la salida del puente encontramos el mismo problema, pues para soltar la cinta hay que subirse en los enganches del puente a la roca, por lo que hay que hacer la maniobra con cuidado para no quedarse en ningún momento sin asegurar.

Una vía muy recomendable, para disfrutar con seguridad de la verticalidad de sus paredes y del vacío en sus puentes.

 

Senda Minera Urdón-Tesviso

Unos pocos kilómetros de donde comienza la vía ferrata se encuentra la Central Hidroeléctrica de Urdón, del año 1.912, desde donde sube la senda minera hasta la localidad de Tresviso. Para muchos el significado de Tresviso es "tras el abismo", por la difícil orografía en la que se localiza.

Se trata de una ruta lineal de 5,8 km sólo de ida en los que hay que salvar un desnivel de 830 metros. Hay que prestar atención a la predicción meteorológica, pues en invierno la nieve dificulta la ruta y en verano hay riesgos de insolación.

Superando diversas canales, ascendiendo sobre el curso del río Urdón, iremos teniendo vistas excelentes sobre el valle y sierras cercanas, como de Hoja, Bejes y la de Osina, junto a las cimas del Ándara; caminado por diferentes cortados, de hasta 300 metros en el Balcón de Pilatos, de este vertiginoso camino, en algunos tramos de apariencia inverosimil.

Del paisaje poco podemos decir: las imágenes hablan por ellas mismas. Una ruta dura pero indispensable para los amantes de Picos de Europa y la montaña en general, que nosotros terminamos reponiendo líquidos en el bar de Tresviso.

Y tras un buen cocido montañés no nos quedaba más remedio que encaminarnos a casa, pero como siempre nos pasa, estamos ya planeando la próxima salida del Club.

No hay comentarios.

Agregar comentario