Relato y fotos de la marcha del IV Centenario de la Cruz de Pedro Álamo

Cuatrocientos años es el tiempo en que esta leyenda ha contribuido al espíritu de las gentes del municipio. Son generaciones trasmitiéndola y enriqueciéndola. Es parte de la forma en la que miramos nuestros montes. Es parte de nuestro recuerdo compartido de lo que es una feroz tormenta en el monte.

Como ya recogimos en una otra página de esta web, hace 400 años que a Pedro Álamo, volviendo a su casa para pasar las fiestas de Navidad, le pilló una violenta tormenta en la montaña, de la que se salvo tras encomendarse al Cristo. Con esta salida conmemoramos su historia.

Ayer despertó nuboso, pero desoímos la máxima montañera niebla en la montaña, montañero a la cabaña (seguida de niebla en el valle, montañero a la calle) y tornamos a recorrer los montes de El Espinar hasta la Peña donde Pedro Álamo colocó su Cruz de agradecimiento, pasando por Peña la Casa, donde hicimos una primera parada.

El día no decepcionó y como recogiendo el eco de la leyenda, el sol salió cuando nos encontrábamos en la Peña, con lo que entre nubes, agua, neblina y sol pudimos hacernos las fotos de rigor y admirar las vistas.

Nuestra compañera Ana Martín nos relató la historia de Pedro Álamo e hicimos la obligada parada para tomar el almuerzo, que en el monte tiene un sabor especial, compartiendo lo que cada uno lleva.

A la vuelta tuvimos que saltar y esquivar, sin incidencias, varios restos de vayado de espinas que desgraciadamente queda oculto por el suelo, para encaminarnos por la pradera hacia las lagunillas, entre bormas y risas, especialmente entre los montañeros más jóvenes.

Desde las lagunillas retomamos el camino hacia Peña la Casa y El Espinar, de nuevo entre nuves, pero ya sin lluvia, junto a los vecinos y amigos que quisieron compartir con el Club Alpino Peña el Oso esta parte de la historia del municipio, que además, pudimos compartir con quien puso hace unos cuantos lustros la actual Cruz, con sus hijos y nieto.

No hay comentarios.

Agregar comentario