Marcha del mazapán 2.017

Un día para no madrugar, para pasear por la garganta del río Moros, para encontrarte con amigos y conocer a otros socios del club; un día para hacer planes de cara a compartir montañas en este 2.018 que en breve empieza.

Comenzó la helada mañana subiendo por la pista forestal hasta el embalse de Tejo, que desgraciadmaente sigue con un volumen de agua preocupante. Desde allí nos encaminarnos hasta el tejo milenario, remontando por sendero poco marcado el cauce que une los 2 embalses, cruzándolo y disfrutando de la vista de preciosas caidas de agua.

El porte del tejo es imponente. Su tocón hueco es duro y sólido y más alto que todos los presentes. Nuestro compañero José Luis Martín nos relató la historia de este tejo y su corta, que llegaba a mellar las hachas por su dureza.

Tras poner el belén navideño y hacernos las fotos de rigor bajamos hasta el refugio de los Horcajos a tomar unas viandas que regamos con algún que otro licor junto al reconfortante calor del fuego.

No hay comentarios.

Agregar comentario