De nuevo el osezno en su montaña

Los osos ya restaurados y restituido el osezno a su lugar el pasado 5 de enero

Como retransmitimos en Facebook el pasado sábado, el osezno se encuentra nuevamente en Peña el Oso junto a Helios, el oso grande. Toda la historia de los osos la tienen actualizada nuestros amigos los Raposos Plateaos en su blog, que os invitamos a leer.

Ahora os queremos contar el proceso que hay detrás desde que se encontró el oso. Tras bajarlo hasta el pueblo, desde cerca de la cima de Peña el Oso -algo más de peso a la mochila 🙂 -, nuestro compañero José Luis de Castro Losada, otro compañero, Manuel Vázquez (Cerote), se encargó de su restauración. La anterior capa de pintura la había perdido y se encontraba bastante deteriorado.

Tras decaparlo Manuel le dió 4 capas de marrón durante 4 días consecutivos, preparándolo para los rigores de la alta montaña. Además teníamos que subir el oso preparado porque había que devolverlo a su pedestal y nos llevaría un tiempo fijarlo.

Una vez en la cima lo fijamos con unas varillas y resina tal y como estaba. Una vez fijado, unos retoques de pintura y nos pusiomos a restaurar a Helios. Varios socios del club lo habían fijado la semana anterior y le habían tapado los golpes que presentaba (suponemos que a este no consiguieron arrancarle y se desquitaron a pedradas). Repusimos la nariz que le habían arrancado y dimos a Helios 2 capas de pintura que le preparen para los rigores invernales.

Feliz por la vuelta a su montaña junto a Helios el osezno nos dejó este mensaje en Facebook 😉

Hola!!! soy el osezno de Peña el Oso y durante un tiempo he pasado mucho miedo lejos de mi papá y mi hogar, que es el geodésico del techo de El Espinar (2196m), la "barriga" de la conocida mujer muerta un lugar emblemático y privilegiado de la montaña Segoviana desde donde cada día veo salir el sol, el paso del tiempo y sufro las inclemencias del riguroso frío castellano. Pero me encanta saludar a l@s montañer@s que vienen de paso. Gracias a mis padrinos l@s CAPOS vuelvo a mi hogar, ellos tomaron el relevo de cuidarme, legado de los Raposos Plateados y ya nos restauraron hace un tiempo pero esta vez ha sido una situación extraordinaria que espero no se vuelva nunca más a repetir. Quiero poder saludar cada día a quien quiera deleitarse con las vistas que hay desde ésta majestuosa cumbre y mi deseo para éste y los próximos años es que nos respeten tanto a mi papá como a mí, dejándonos custodiar en paz cada día el paso del tiempo sobre esta cima y siendo motivo de alegría de muchos, muchos de vosotr@s que sé que subís a saludarnos con tanto cariño y entusiasmo, con sol, nieve, hielo, aire....... No puedo sentirme más feliz nos han dejado muy guapos, esperamos vuestra visita, respetemos la naturaleza y nuestro entorno junt@s. Un saludo, el osezno.

1 Respuesta

  1. MUCHÍSIMAS GRACIAS CAPOS, habéis hecho una gran obra y un favor extraordinario a la generosidad montañera. Desde todo el colectivo RAPOSO no tenemos palabras parta agradeceros los inmensos esfuerzos que habéis realizado para que la PEÑA DEL OSO vuelva a contar con esos simpáticos oseznos, que unos raposillos los crearon y cuidaron, unos desgraciados los destrozaron y vosotros con vuestra ilusión, esfuerzo y ganas de que todo quedara como estaba habéis consiguido que todos los montañeros de verdad nos sintamos felices y orgullosos. MIL GRACIAS

Agregar comentario